Contacte con nosotros

93 467 17 18

En qué consiste

 

1. La inyección de ácido poliláctico (PLLA, Sculptra), no es la inyección de un relleno cualquiera. Es un potente activador del colágeno. Cuando nuestro cuerpo ha absorbido y eliminado por completo el PLLA, en su lugar quedan muchas fibras nuevas de colágeno, que inducen este ‘lifting’. Es como si rellenaramos nuestro cuerpo no con un material de relleno exógeno sino con nuestro propio colágeno, del que perdemos de 3 a 5 cm³ cada año. A la izquierda se puede observar la situación inicial en una paciente de 65 años.

 

2. El PLLA (se aprecia en blanco en la fotografía de la izquierda), se reparte por toda la piel. A lo largo de 2 años el material va siendo absorbido y descompuesto. El PLLA es completamente reabsorbible. En algún lugar se puede percibir un pequeño nódulo que indica que el PLLA se está deshaciendo por el cuerpo.

 

 

 

3. A los 2 años, no se puede observar más PLLA en las biopsias realizadas en la piel. En su lugar se aprecia mucha más cantidad de colágeno (en la fotografía de la izquierda se observa como las fibras de color rosa fucsia).

 

 

 

4. El resultado es un efecto 'lifting'. En realidad no hay ninguna cirugía ni la piel se desplaza de un lugar a otro. Simplemente recupera su ESPESOR, como el que teníamos cuando éramos unos años más jóvenes. El procedimiento se puede hacer con aguja o cánula para evitar hematomas y se realiza en 4 sesiones.

 

5. Estas sesiones se repiten mensualmente hasta completar la dosis que necesita el paciente. Cada sesión dura unos 15 minutos. Durante un periodo de 2 años la piel va fabricando colágeno en sustitución del PLLA que absorbe, produciendo un eficaz efecto lifting.

Este tratamiento está indicado para el rejuvenecimiento de la cara, el cuello, los brazos y piernas.

Más información: www.sculptraaesthetic.com