Contacte con nosotros

93 467 17 18

Cuidados pre y post tratamiento

Cuidados en el tratamiento

  • Tenga las piernas lo menos bronceadas posible, nos ayudará a ver mejor las varices.
  • No es necesario abstenerse de tomar el sol durante el tratamiento. No existen trabajos científicos que muestren ni que demuestren una mayor o menor incidencia de problemas tales como pigmentaciones, coágulos u otros.
  • Aplicar sustancias que ayuden a eliminar los restos de sangre de la piel: quelantes del hierro y cremas con vitamina K. Se aplican una vez al día, por la noche, durante 2 o 3 meses hasta la desaparición completa de los resto de variz
  • El uso de medias de compresión de 20 a 30 mmHg durante los 7 días que siguen al tratamiento, sin sus noches. Esto ayuda a que las varices no vuelvan a abrirse.
  • El ejercicio físico que permita la contracción de los músculos de la antepiernas, como caminar, subir escaleras, bicicleta, natación.
  • Mantenga las piernas en posición horizontal el mayor tiempo posible durante la semana después del tratamiento.
  • Opcionalmente puede emplear crema anestésica para reducir las molestias del tratamiento. Consulte a su médico sobre su conveniencia.

Cuidados después de un tratamiento.

Una vez tratadas las varices, el cuerpo inicia un proceso de eliminación de los vasos tratados. Este proceso dura varias semanas, durante las cuales las varices pueden pasar por diferentes fases y colores, desde rojizo hasta marrón claro, hasta su completa desaparición.

Para acelerar este proceso de eliminación de varices se aconseja lo siguiente:

  • Aplicar sustancias que ayuden a eliminar los restos de sangre de la piel: quelantes del hierro y cremas con vitamina K. Se aplican una vez al día, por la noche, durante 2 o 3 meses hasta la desaparición completa de los resto de variz
  • El uso de medias de compresión de 20 a 30 mmHg durante los 7 días que siguen al tratamiento, sin sus noches. Esto ayuda a que las varices no vuelvan a abrirse.
  • El ejercicio físico que permita la contracción de los músculos de la antepiernas, como caminar, subir escaleras, bicicleta, natación.