Contacte con nosotros

93 467 17 18

¿Por qué se cae el pelo?

Las tres causas más importantes por las que se cae el pelo son las siguientes:

La Calvicie (Alopecia Androgenética)

Se trata de la calvicie común. En los hombres se muestra con la aparición de entradas y coronilla. Esto progresa hasta la desaparición del pelo en la parte superior de la cabeza. La calvicie sólo respeta las zonas encima de las orejas y en la nuca (zonas temporo-occipitales). En las mujeres se expresa con una pérdida de densidad de pelo generalizada.

La causa de la Calvicie es la MINIATURIZACION del pelo. Es decir, seguimos teniendo el mismo número de pelos pero éstos son cada vez más pequeños y delgados. Crecen en menor longitud y se caen antes de alcanzar largas dimensiones. Este proceso de MINIATURIZACION es de índole hormonal y genética. Tenemos que tener el gen de la calvicie y la hormona masculina dehidrotestosterona para quedarnos calvos. Si tuviéramos el gen pero no la hormona, o viceversa, tenemos la hormona pero no heredamos la predisposición genética, no nos quedaríamos calvos. Hay razas que no tienen este gen, como los indios mexicanos y otras donde es muy prevalente como en el mediterráneo. La calvicie se puede detener en su totalidad y el transplante reponer el pelo en las zonas donde se ha caído.

La Caída estacional (Efluvio telogénico)

El pelo pasa por varias fases de crecimiento (Anagén), de hasta 3 años de duración, caída (telogén) y descanso (catagén). Cada una de éstas últimas dura unos 3 meses. Un 90% del pelo en el cuero cabelludo está en crecimiento, el resto descansa. A veces esta proporción varía, se dice que estacionalmente, aunque no está muy claro, y tenemos algo menos de pelo en el cuero cabelludo. Este proceso es totalmente reversible y se puede estimular que una mayor cantidad de pelos estén en fase de crecimiento.

La Alopecia Areata

Consiste en la aparición de placas de calvicie por el cuero cabelludo. Es una especie de “alergia” que desarrollamos frente al pelo. Este se cae a parches pero vuelve a salir posteriormente. Se produce a modo de “brotes”, con varias placas a la vez. Cada placa dura un promedio de 6 meses hasta que se recupera y cada brote 2 años. Se puede conseguir acortar la duración de este proceso.